3 nov. 2011

Y encima tiene una que aguantar que le digan: ¡¡eres una mujer con suerte!!

La verdad es que no estoy en mi mejor momento. Sola, casi muerta de ganas de conversaciones y cariños. Con las defensas bajas, medio empezando a salir de esta jodida gripe. Con un mes de noviembre cargado de temario y prisas. Con necesidad de tiempo para estudiar. Perdida, como si acabara de hacer una mudanza... sé que en alguna de todas estas cajas están mis ganas de vivir.
A pesar de todo me quedan fuerzas para tomar algunas precauciones: he quitado las macetas de la terraza, no vayan a caer encima de algún transeúnte; todo lo que es frágil en mi casa -menos yo-, está ya envuelto en papeles de publicidad del carrefour (me niego a usar periódicos); he desenchufado el televisor y he guardado los objetos punzantes;  hasta he comprado por internet treinta sacos de arena para gatos y ya los tengo preparados detrás de las puertas. Así estoy de atrincherada. 
¿Y tú, amig@, cómo lo llevas? ¿Preparad@ para la campaña electoral?

6 comentarios:

  1. Las campañas electorales son una engañifa total, plagada de promesas que no se van a cumplir, candidatos rodeados de niños, de jubilados, de música, de sol y de luces de neón. Hasta cuando vamos a estar creyendo en pajaritos preñados?.

    Haces bien en atrincherarte, eso deberiamos de hacer todos.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cosas tuyas y cosas de todos....Promesas y promesas y en eso se quedan en promesas, por mi que les vayan dando a todos. Ya no me convencen ni unos ni los otros.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  3. El otoño afecta a nuestro biorritmo.. yo como estoy ausente del mundo ni me entero, alguna vez oigo por la radio algo que tiene que ver con el exterior pero ando últimamente en una burbuja de la que salgo cuando trabajo.. besos

    ResponderEliminar
  4. Saca a Nikolasa a pasear... seguro que te ayudará a encontrar la caja donde están tus ganas de vivir... o eso me gustaría.

    Ánimo!

    Besotes.

    Pd:Veo gaviotas por tdas partes.

    ResponderEliminar
  5. Ay Dios...que estamos todos igual...
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Ayyyy, chiquilla, me asustaba mientras te leía.. creía que habías caído en la morriña otoñal que no mete debajo de las mantas.

    Oye, esas ganas de conversar las resuelves echándote pacá un finde.

    Besos, corazón!

    ResponderEliminar