29 sept. 2011

Sin tiempo ni cabeza para encontrar un título a esta entrada

Últimamente no encuentro el tiempo para escribir con puntos y aparte o de manera ordenada. En verano por unas cosas y ahora por otras. Empezar a trabajar ha sido como entrar en una lavadora justo en el programa de centrifugado. Hoy que empiezo un poco más tarde  me siento contra este cuadro de creación de entradas a ver si por fin le gano. En realidad me conformo con un empate. Despierto por las mañanas con pensamientos y certezas extrañas del tipo: la compañera de la EOI que no dice a qué se dedica no es operadora de una línea erótica, como pensé en un principio, sino policía secreta;  o el que lleva las cuentas en mi comunidad está juntando el dinero de los vecinos para irse antes que yo a Petra, el muy capullo. Reviso una y otra vez la casa antes de salir por si he olvidado la plancha enchufada o me he dejado la cafetera al fuego. De vez en cuando en el instituto me miro rápidamente los pies,  no vaya a ser que haya ido a trabajar con las cholas de andar por casa. Me han dicho que en las clases de dibujo y pintura, que empiezo la próxima semana, la mayoría de los alumnos vienen de salud mental. Me vendrán bien. En casa escucho música todo el tiempo, aunque para eso he tenido que poner el ordenador en la cocina. Ahora mismo suena "do you really want to hurt me" versión de  Karen Souza, no me la tomo como algo personal;  por las noches estoy leyendo  "El detective amaestrado" de Samuel Rodríguez Navarro y siempre me quedo dormida con las ganas de mandarle un mensaje diciéndole cuánto cuánto me está gustando. Cuando los alumnos con la mirada me dicen "estás como una moto" me acerco a la ventana y miro el mar y los molinos, e imagino que son nadadoras sincronizadas. Redondeo una y otra vez los días marcados en rojo en el calendario y muchas veces meto la nariz en el bolso de la playa, ¡qué bien huelen en otoño los protectores solares!

7 comentarios:

  1. que arte tienes escribiendo niña,
    me encanta y además engancha!

    besos,
    elena

    ResponderEliminar
  2. Eres una artistaza!
    Qué cosas tienes...me encanta leerte!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ...mmmmmm me encanta, chiquilla. Precioso texto, una maravilla.

    besos!

    ResponderEliminar
  4. preciosas palabras ¡ cómo te entiendo en lo de la falta de tiempo y lo de la lavadora en programa de centrifugado!

    ResponderEliminar
  5. Que bueno tener una lectora tan buena como tú...

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Glora! Quería felicitarte por tu blog... ¡¡¡me encanta!!!
    ¡Ah! Dos días, y un rojo remarcado en tu calendario, que este miércoles es festivo, así que ¡anímate!

    ResponderEliminar
  7. Me recuerdas a mí, ando como una moto, sí y mis alumnos me lo dicen ya... qué bien sienta una playita para relajarse un poco.. beso..

    ResponderEliminar