13 may. 2011

Poema cotidiano de sonidos y olores.

Mi hijo tose y tose.
Mari  le ladra a la vecina de al lado.
En la calle anuncian:  "¡¡vota a Antonio Morales!!". 
La lavadora con una breve sinfonía -toda fina ella- indica que ha terminado. 
Un muele-muele de almendras y pan bizcochado sale de mi boca.
El  timbre del horno avisa ¡campana va y se ha acabao!
Y  los ruidillos sordos y vacíos -no tan vacíos- del teclado
atrapan en el cuadro de creación de entradas un instante.

Huele a eucalipto y  vick vaporub,
a queque de piña y manzanas, 
a restos de migajas de pan achicharrados en el horno, 
a natillas con canela recién hechas, 
a suavizante frescor lavanda.
Huele a más Antonio Morales,
no huele mal...
Y huele también a ¡¡bendito viernes por la tarde, a fin de semana!!
Y a MAR, siempre a MAR...

4 comentarios:

  1. jajajaaja me ha encantadooooo!! jajaja y lo he visto todo, todito.

    Besazos!!

    ResponderEliminar
  2. Veo que te has empeñado en utilizar la cámara de las palabras. ¡Excelente fotografía! Me gusta todo de tu viernes por la tarde y encima puedes votar, si quieres, a Antonio Morales. ¿Qué más se puede pedir?


    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La cámara de palabras funciona a la perfección!
    ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, pasaba por aqui y con tu permiso he decidido quedarme. Un abrazo

    ResponderEliminar