3 ene. 2010

Primeros besos

Esta mañana, leyendo a  Candela,  he recordado cómo fueron mis primeros ensayos de besos. No sé qué edad tendría... siete u ocho...

Mi hermana era costurera, y la habitación en la que cosía, tenía detrás de la puerta un espejo de cuerpo entero, en el que las clientas podían mirarse mientras ella les hacía la correspondiente prueba.

Mis primeros besos los di a ese espejo. Me colocaba delante de él. Me miraba tiernamente a los ojos. Recorría, una, y otra vez, la distancia entre aquella mirada y los labios, los labios... la mirada, la mirada... los labios... y así,  hasta llegar a desearme.  Cuando no podía aguantar más... me besaba.

Al principio, como no, el cristal estaba frío. Tan frío, o más, que el agua del mar estos días. Aunque, poco a poco,  los ojos se me iban cerrando, y el beso se convertía en un beso diez... en un beso de los que nada tenían que envidiar a otro beso que haya compartido...

11 comentarios:

  1. qué bonito, qué bonitoooooooooooooo, Glora. Hay tantas cosas que no contamos, que no recordamos incluso y que nos lo viene a recordar alguien, como tú ahora, que me has hecho recordar mis primeros besos. Yo cerraba el índice con el pulgar, los dejaba los dos juntos, y en donde se unen se hacía un sitio blando, como unos labios y lo besaba, y besaba. Era un poco mayor, como con 10 años o así.

    ResponderEliminar
  2. ¡Queee sensual! Imposible competir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. jajaja... eso sí que es amor propio y lo demás con cuentos!!!! guapa, guapa, guapaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. me encanta la foto tuya de espaldas mirando la mar... no la quites nunca!!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo mejor de los espejos es que nunca mienten.
    Por cierto, creo que ya te he dicho que esa fotografía tuya mirando al océano es una preciosidad. Coincidimos en mirar hacia nuevos horizontes, tú desde la arena y yo desde mi noray.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado este post. Siento que esas vivencias que tenemos por allí guardadas merecen salir a la luz. Yo al menos las disfruto mucho e incluso puedo decir que son cosas que nunca hablé con mis amigos presenciales... Me encanta el nuevo aspecto de tu blog y coincido que esa foto tuya es fantásica.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno! yo también ensayaba besos frente al espejo.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar