12 sept. 2009

perdona ¿qué tenías que aprender?????

Sin el permiso de Marcela, he cortado y pegado el comentario que ha dejado en mi post anterior, para que dicho comentario encabece el de hoy,  porque, un poquitín, conozco a la-mi Marcela y sé perfectamente el tono y la intención con la que lo ha dicho, y, sí, chica, tienes toda todita la razón.
Cuando me autocastigo repitiendo treinta veces lo mismo (aclaro, por si hiciera falta,  que no lo hice con mis deditos sino jugando con el ratón al copia y pega), en realidad lo que necesito es recordarme lo  mal que me siento después de perder los papeles. Pero lo que se tiene que decir, se dice, aunque me gustaría (y estoy en ello) seguir aprendiendo a hacerlo sin que me salga una úlcera.
En mi centro de trabajo existen algunos ejemplares de  hombres que practican el narcisismo a más no poder. Ególatras, vanidosos, egocéntricos... que, precisamente por ello, son los que suelen tener la sartén por el mango. Además son  listos como el diablo, ellos cogen la sartén pero quien fríe (ojalá fueran sus huevos), y a quién le saltan las chispas es al grupo de mujeres de las que se rodean para que les saquen el trabajo.
Como si ya no tuviéramos suficiente con las putadas que nos hace la Administración y las, cada vez,  peores condiciones de trabajo, estos tíos con su poder de mierda,  consideran que se lo pueden permitir todo y llegan incluso al extremo de practicar la misoginia en las reuniones o en los claustros.
Hasta ahora nosotras lo único que hacemos es reunirnos en el baño de las profas a llorar y a comentar lo mal que hemos sido tratadas.
Pero el llorar se va a acabar.

 ¡¡Towanda!!

9 comentarios:

  1. Me quedo con la boca abierta al conocer que existe tanto energúmeno y cateto en tu centro.

    La imagen de la sartén es magnífica :)


    Un beso y ¡a descansar!

    ResponderEliminar
  2. a por ellooooooos, al ataque bellas profes, que lo que quede en esas sartenes de machistas sean sus h..... (porque sus neuronas no existen), os animo a erigiros en comando vamooooos. Pena de no andar por allí con vosotras, ajajjajaa, iba a ser hasta divertido.

    ResponderEliminar
  3. Lo de la úlcera es importante, porque de esos tíos hay en todos lados y no hay que olvidar, bajo ningún concepto, que a pesar de tener la sartén, carecen de la inteligencia necesaria para mover su contenido con soltura...

    ResponderEliminar
  4. Tendría que contaros que en mi reunión de departamento de este año se ha decidido que a 1º de Grado medio (curso difícil) mejor que le den clase los profesores que las profesoras. Lo peor de todo es que suelen tener razón porque los alumnos y LAS ALUMNAS también practican el machismo, pero a lo bestia. Querría contaros algo terrible que pasó el curso pasado con una compañera mía, para mí la mejor profesional que imparte clases a ciclos. Cuando tenga tiempo os lo cuento.

    ResponderEliminar
  5. Buenas soy tu seguidora número 17 muy interesante tu blog me es de sumo agrado!
    Estás invitad a mi blog!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. towanda!!!! sí, sí, sí... eres más lista, más guapa, más madurita... (jejeje) y tu seguro lo cubre todooooooooo...

    aúpa por el comando anti-machistas-docentes y otras hierbas!!!

    Abracitos volaos

    ResponderEliminar
  7. Bueno, supongo que una es como es y poco a poco se va modulando.

    ResponderEliminar
  8. Pues eso menos llorar y más decir las cosas por su nombre.... que lo que da úlcera es tragarse los malos humores que nos crean los otros. afortunadamente en mi departamento hay mayoría de mujeres 3 y 2.. pero hay bastante buena armonía....por ahora..

    ResponderEliminar
  9. jajajaja veo que llego en un buen momento... a ver, a quién hay que colgar??

    Besooooooos!!

    ResponderEliminar