27 sept. 2009

cachitos de hogar

En mi familia, aunque cada vez menos, por desgracia, las cocinas han sido y son el lugar de reunión por excelencia.
Algunos de los objetos que tengo en ella, los he heredado o los he copiado de las mujeres de mi familia. Heredé de mi madre, por ejemplo, un reloj cafetera que en su casa funcionó siempre y nada más llegar a la mía se paró. Parado y todo, ahí se queda.
De mi abuela es de quién me viene el gusto por los objetos y las cajas de latón. Recuerdo aún con admiración unas cajas de Cola Cao con motivos japoneses en las que guardaba galletas "para las visitas". De ella también me viene el gusto por las escobas, claro que yo soy más bruja y no las uso para barrer ☺
Todas las mesillas de noche que tengo tienen una historia. Todas, menos la que compré en Ikea, que también la tendrá pero yo no la conozco.
Procuro tener en mi casa, cositas que al mirarlas, me alegren los ojos. Y color, mucho color. Por eso las paredes de mi cocina son de color rosa chicle Bazooca recién metido en la boca. La solana y el salón son verde pistacho; el baño será pronto celeste y rojo; los cuartos de mi hija y de mi hijo: azul mar de septiembre en Arinaga, o lo que es lo mismo, azul Caribe; y el mío, el mío es lila, como yo.

Nota: Empecé el post con la idea de publicar una foto de mi cocina recién pintada, pero mi hijo ha pasado por aquí y me ha preguntado: - ¿no irás a meter en internet una foto de nuestra casa? Y no he tenido más remedio que contestar: - por supuesto que no.

7 comentarios:

  1. jajajajaja, Glora. Lila como tú? jajajaj y el "Por supuesto que no" jajajaja, por supuesto. Divertida y colorista entrada. La mesilla de Ikea seguro que tiene una historia, y la que tendrá cuando tú se la des.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tu cocina recién pintada ya tiene historia, también.

    ResponderEliminar
  3. Ah.. qué lástima.. debías meter la foto.. prometía.. ay ¿Cuándo vamos a dejar de hacer caso a los hijos y más a uno mismo?

    ResponderEliminar
  4. pues tu hijo es una aguafiestas, joer.

    ResponderEliminar
  5. ¿y qué tiene de malo que una foto de tu casa esté en Internet? ni que fueras a publicar el domicilio postal... que vamos lejos con las paranoias... Yo quiero ver los colores que dices, que estamos mi güera y yo renovando la casa y quiero ideas, muchas ideas llenas de colores :)

    ResponderEliminar