24 sept. 2008

El show de Truman

Estuvimos en la playa. No sé tú, yo, temía que cualquier sonido que pudiéramos hacer al caminar, al hablar o respirar, nos robara de repente aquel paisaje. Nos metimos en el océano. Me parecía que estando quietecita disfrutaría del mar aún más. Tú dabas vueltas sobre ti misma. Viste la luna. Mira, la luna y el sol, me dijiste. Temía que nos bajaran el telón y el cielo se acabase, que desaparecieran los chiquillos de la orilla y el abuelo... Te dije, el decorado es precioso, ¿te imaginas que fuera como en aquella película que interpretaba Jim Carrey... ¿recuerdas? Y tú la recordabas, pero a ninguna de las dos nos salía el título...


14 comentarios:

  1. hace poco comentaba con una amiga que cada vez digo más y más veces la frase esa "¿te acuerdas cuando hablábamos de corrido?" jajaja, qué bueno que diste con ella, y qué bonito ese baño!

    ResponderEliminar
  2. es satisfactorio cuando descubrimos las respuestas, escondidas detrás de las neuronas. aunque mucho más satisfactorio un baño en el mar, sin datos, dónde va a parar!

    ResponderEliminar
  3. Bontio lugar el mar para olvidar, lo bueno es que lo has recordado mas tarde.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bontio lugar el mar para olvidar, lo bueno es que lo has recordado mas tarde.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué guapos son esos momentos, y de cuánto nos salvan, cuando somos capaces de abandonarnos a ellos.
    Respecto al asunto de la memoria no voy a hacer declaraciones, pero, vamos, que...

    ResponderEliminar
  6. (de niña a veces tenía la sensación de vivir un show de Trumann... pero sin título)

    ResponderEliminar
  7. ...recuerdo, recuerdo... el sol, la luna, el mar como un plato... la realidad tan abrumadora que parecía un decorado... ¡El Show de Truman! Lo recordé más tarde, una vez aquí. Ya ves, del día no nos olvidaremos jamás...

    ...qué gustito!

    ResponderEliminar
  8. a veces la memoria es escurridiza... aunque siempre llega el instante del recuerdo.

    Besitos salinos

    ResponderEliminar
  9. mejor no acordarse de la peli, para no estropear el decorado ¿no? a ver cuándo nos preparas un decorado así para un encuentro bloguero, ajajajaa.

    ResponderEliminar
  10. sí, chica, Marcela, ya va siendo hora...
    :)

    ResponderEliminar
  11. ...eso, un encuentro bloguero, vamos a no posponerlo más... donde quieran, Lanzarote también puede ser.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja...Graciosa película y a mi también me ha pasado, creer que está dentro de un decorado perfecto.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  13. A veces, la memoria nos juega una mala pasada. Es mejor disfrutar plenamente de cada instante en tiempo presente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. A mi también me pasa a veces. Pensar que en realidad estoy soñando o interpretando una película. A veces. Cuando todo sale mal. A veces. Cuando nada sale bien.

    ResponderEliminar