31 ago. 2008

Soy afortunada...

Mañana hay que volver al trabajo. He aprovechado que el día está fresco y que no voy a bajar a la playa para limpiar el maletín. Ya está preparado. Lo que menos me gusta del primer día es que hay que besar a toda la gente. Bueno, a toda no, al de pedagogía terapéutica no lo beso ni que me paguen. Tampoco me gustan del primer día las típicas preguntas, qué hiciste, a dónde fuiste... ni la repetida queja de que el tiempo cada verano pasa más rápido (aunque sea verdad). Por mí quitaba del calendario el primer y el último día, así evitaríamos los reencuentros y las despedidas... ¡claro que también tengo compañeros y compañeras a las que estoy deseando ver y abrazar! Éste será mi curso número veintiuno. Me parece mentira pero así es. Soy una persona-profesora afortunada, hasta ahora siempre he sentido que cada uno de los cursos era el primero. Me encanta mi trabajo. Cuando aprobé las oposiciones me saqué la lotería. Me gusta aprender para después enseñar. Me gusta enseñar todo lo que sé. Siempre hay momentos y alumnado "difícil" pero el resultado del balance de estos años es mucho, mucho más que positivo...

10 comentarios:

  1. qué lindo, Glora. Y cuánta razón tienes: qué afortunados somos los/las que trabajamos en lo que nos gusta. Y qué afortunados son los alumnos/as que dan con maestros/as a los que les gusta su trabajo. Feliz comienzo! BEsos!

    ResponderEliminar
  2. Ya estoy de vuelta y de nuevo a empezar. Es cierto, yo también suprimiría el primer y el último día, aunque mucho me temo que no serviría de nada, ya que aparecerían otros primeros y últimos. Además los compañeros y compañeras "plomos" se encargarían de fastidiarnos de igual forma.

    A pesar de todo, Serrat siempre tiene razón

    "Hoy puede ser un gran día,
    planteatelo así,
    aprovecharlo o que pase de largo,
    depende en parte de ti.

    Dale el día libre a la experiencia
    para comenzar
    y recibelo como si fuera
    fiesta de guardar

    No consientas que se esfume,
    asomate y consume
    la vida a granel.
    Hoy puede ser un gran día
    Duro con el...
    Hoy puede ser un gran día
    donde todo esta por descubrir
    si lo empleas como el último
    que te toca vivir.

    Saca de paseo a tus instintos
    y ventilalos al sol
    y no dosifiques los placeres
    si puedes, derrochalos.

    Si la rutina te aplasta
    dile que ya basta
    de mediocridad
    hoy puede ser un gran día
    date una oportunidad.

    Hoy puede ser un gran día
    imposible de recuperar,
    Un ejemplar unico,
    no lo dejes escapar.

    Que todo cuanto te rodea
    lo han puesto para ti,
    no lo mires desde la ventana
    y sientate al festín.

    Pelea por lo que quieres
    y no desesperes
    si algo no anda bien.
    Hoy puede ser un gran día
    Y mañana también"

    FELIZ CURSO

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, no hay mayor lotería que trabajar en algo que nos apasione. También tuve esa sensación, la de la lotería, cuando saqué las oposiciones. Y la tengo, cada curso que empieza, aunque ahora no tenga tan cerca a la chavalería, y cada día, inclso en aquello en los que deseraría poner una bomba al sistema (educativo) y hacerlo saltar por los aires.
    Feliz comienzo de curso, Glora.

    ResponderEliminar
  4. Estoy contigo, Glora, pero no tengo maletín todavía ya demás, después de seis años, no sé qué meter en él, ajjajjaaa.

    ResponderEliminar
  5. Yo no suelo besar a nadie. Soy así, rancia.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Morgana, Noray, Mármara, Marcela, Dintel! Gracias por la visita las palabras los buenos deseos...
    Mis mejores deseos y abrazos para cada un@

    ResponderEliminar
  7. me alegra que después de tantos regresos vacacionales mantengas la ilusión de enseñar intacta. afortunados tus alumnos! lo del convencionalismo social es uno de esos aros por los que hay que pasar cada cierto tiempo, pero bueno, mientras sean aros así de anchos tampoco hay mayor problema.

    ResponderEliminar
  8. Trabajar en lo que a uno le gusta es una auténtica bendición. Siempre habrá alguien dispuesto a fastidiar la escena, pero aún así, merece la pena.
    Me alegro de que la vuelta no haya sido traumática... :))

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. A mi lo de "soy persona-profesora" me ha encantado... :)

    Un beso. Y millones de burbujas. Ooº

    ResponderEliminar