25 abr. 2008

Denuncia






En esta última semana en el municipio de Agüimes se han producido dos nuevos intentos de secuestro: uno, a un niño de 12 años a escasos kilómetros de mi casa, otro, a una niña de 13, a la salida del instituto en el que también estudia mi hijo.

Hace poco más de un año otro pequeño, Yeremi Vargas, desapareció sin dejar rastro. No es el único caso... y sí, tengo miedo, un miedo infinito...

9 comentarios:

  1. Menos mal que se han quedado en intentos. No me extraña que tengas pánico, por tus hijos, por cualquiera de esas criaturas susceptibles de ser arrebatadas de su vida por tanto indeseable como anda suelto. ¡Qué lacra, la de los secuestros infantiles, qué lacra!

    ResponderEliminar
  2. Sí, reina, me acordé de ti. Entiendo el miedo, claro. Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ayyyyyyyyyyys, qué fuerte este tema!!! comprendo tu miedo, Glora, preciosa...

    como tú dices: hay que ir viviendo! y por muchos años!!! en paz.

    abrazos volaos

    ResponderEliminar
  4. Joer, como para no tenerlo; desde luego, qué difícil es a veces mantenerse cívica porque organizaba yo un batallón de muyeres contra toda esa gente que se iban a enterar.

    ResponderEliminar
  5. Qué mal rollo. Hay cosas que nunca deberían pasar.

    ResponderEliminar
  6. He vuelto a mirar de nuevo la foto. Me impactó.

    ResponderEliminar
  7. joder. como para morirte de miedo!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar