3 mar. 2008

lecturas

Estoy contenta chic@s. Por fin he roto el maleficio que tenía con la lectura... o la lectura ha roto el que tenía conmigo. Por fin he conseguido leer una novela hasta el final. No lo hacía desde hace casi cinco años.

Ahora, -espero-, dedicaré parte de mi tiempo a leer las últimas páginas de muchos libros que dejé abandonados cuando casi los iba a terminar.

No soportaba la idea de acabarlos... me sentía... como abandonada... bueno, no pasa nada, ahora los leo, con años de retraso y con gafas de ver de cerca, pero los leo...

El arte de leer es un ritual íntimo, un libro es un espejo y sólo podemos encontrar en él lo que llevamos dentro... no lo digo yo, qué más quisiera..., lo dice Carlos Ruiz Zafón en La Sombra del Viento...

Un abrazo fuerte a tod@s y a disfrutar de la vida...

6 comentarios:

  1. Uffff, yo, sin embargo, me muerdo los labios para no ir corriendo al final. Cuánto más interesante la novela más me muerdo el labio inferior o las uñas.

    Ahora bien, un libro deja de gustarme y dejo de leerlo, sin culpabilidades. Hace años no era así: creía, como en la escuela, que debía aguantar soporíferas e inteligibles páginas y leerlo enterito. No, no es así.

    Ahora mismo devoro Arthur and George, de Julian Barnes. Me está gustando mucho.

    Es verdad, una lee lo que ya lleva dentro aún sin saberlo.

    Un besazo, guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Si es que la lectura dice mucho de cómo estamos; que no te apetece leer el final, pues no lo leas; lo más importante en la lectura es la libertad, es la que realmente da gusto por leer. Cuánto jodemos el gusto por la lectura en las clases, ayyyy.

    ResponderEliminar
  3. Cada una tenemos lo nuestro, con la lectura. Lo de que te dejaras los libros sin terminar, casi a punto de acabarlos, me parece un argumento fantástico para un cuento fantástico, amén de muy significativo, aunque no me atrevo ni a aventurar esa significación.

    ResponderEliminar
  4. yeyo gil6/3/08 8:56

    ¡Hola guapa!
    Primero, felicitarte por el magnífico diseño del blog (aunque parezcas atrapada en él). Segundo, creo que hemos terminado LA SOMBRA DEL VIENTO casi a la vez (aunque yo me la comí en una semana). Hay cosas que me mataron, pero mientras estuviese FERMÍN ROMERO DE TORRES, no podía soltarla...
    Tres, abre el correo, te envío un regalo y espero que lo leas completo...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de las que no se permiten dejar un libro a la mitad. No sé bien porqué, quizás el sentido de la importancia del ahorro, y de aprovechar bien las pocas cosas que se compraban, transmitido en mi infancia.
    La sombra del viento me gustó, pero para ser sincera, esperaba algo más. Me pasa siempre con los libros que les dan mucho bombo y platillo, creo que genero cierto rechazo. Ese fue un regalo... :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Glora!! bienvenida sea la ruptura del maleficio!!! no hay nada más íntimo y hermoso que disfrutar con una buena novela. Yo a veces me enfermo sólo para quedarme en la camita a leer... jajaja

    Besos volaos mediterráneos

    ResponderEliminar