6 feb. 2008

¿Misterio?

Anoche, como casi todas las noches, salí a la terraza a echarme el cigarro de antes de irme a la cama.
Liada en la manta de viaje me tiendo en la tumbona. Así, poquito a poco, con la ayuda de los sonidos que llegan del mar, de la tranquilidad de la noche y de la vista de las estrellas, relajo cada milímetro de mi cerebro.
Estando allí, en la tranquila oscuridad, observo sin engaños cómo me siento, evoco momentos felices o simplemente me abandono y que la cabeza piense lo que quiera…
Ayer noche, en concreto, me acordé de Natalia.
Natalia es… era, la tía de R. mi novio y la de mi amiga F. La conocí pocos meses antes de su muerte y aunque nos vimos muy pocas veces, todos nuestros encuentros fueron llenos de carcajadas y alegrías.
Me asombra lo fácil que es a veces compartir con una persona poco conocida. Los sentimientos son un misterio. Son como son y por más que te esfuerces en entenderlos o cambiarlos, es inútil, no tienen explicación. Lo que se siente, se siente, y lo que no, pues no.

6 comentarios:

  1. Lo primero, ¡qué suertaza, vivir frente a la mar! Ése ha sido siempre mi sueño, poder contemplar la mar desde la ventana.
    Y qué fantástica costumbre, ésa de darte unos momentos, al final del día, para estar contigo misma. Gracias por compartila y por recordármela. Voy a intentar recuperarla.
    Es curioso lo que comentas de los sentimientos, que es verdad funcionan así, un poco a su aire. Hay quien lo llama química.

    ResponderEliminar
  2. Te digo lo mismo que Mármara, ¡qué suerte poder vivir frente al mar! la noche tiene algo de mágico para poder pensar tranquilamente y si además lo puedes hacer con el mar enfrente tiene que ser genial. un beso

    ResponderEliminar
  3. Es difícil diseccionar los sentimientos. No sé si a ti te pasa, pero al menos a mi, a veces ni yo los entiendo. La vida hay ocasiones en que, como decía Sabina "se luce y te pone ante ti un caramelo", así pues... para qué rompernos la cabeza pensando el porqué de las cosas, la razón por la que son de esta forma y no de otra?? Qué bueno que pudieras disfrutar de esa persona, aunque sólo fuera por poco tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Lo que marca alguna gente ¡verdad? hay personas que nos dan cinco minutos y son toda una vida, qué curioso, porque hay otras que te dan toda la vida y sobraría con cinco minutos, joer.

    ResponderEliminar
  5. Uhmmmmmm Nataaaaliaaa, cuántas conversaciones faltaron, verdad??

    No importa, estoy segura que nos observa detenidamente.

    Volví. Desde que tenga cuerpo escribo más largo y tendido.

    Besos, preciosa y gracias por el sms.

    Qué gusto volver a casa...

    Besoooooooossss!!!

    ResponderEliminar
  6. me gusta la frase de "observo sin engaños cómo me siento"... la verdad es que nos cuesta mucho mirarnos hacia dentro, por eso no buscamos los momentos como el que tú narras tanto como sería recomendable. Yo estoy en un momento de introspección... y cuando me arropo buscando calor, siempre regreso a mi madre...

    Te mando un beso salino

    ResponderEliminar