11 ene. 2008

Un poema...

... el poema de E.E. Cummings



Con sólo mirarme me liberas,
aunque yo me haya cerrado como un puño
siempre abres
pétalo tras pétalo mi ser,
como la primavera abre con un toque
diestro y misterioso su primera rosa.
Ignoro tu destreza para cerrar y abrir
pero cierto es que algo me dice
que la voz de tus ojos
es más profunda que todas las rosas.
Nadie, ni siquiera la lluvia,
tiene manos tan pequeñas.

15 comentarios:

  1. ... me gusta el nuevo entorno... es luminoso, me parece a mí.

    ... ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.

    Es claro que cuando uno cierra, o se cierra como un puño... guarda, a veces sin saberlo, también la llave. También es claro... a mí me lo parece. Que esa llave se encuentra fácilmente con algunos ojos... o con alguna voz. Que inspiren confianza, por ejemplo. O sencillamente sosiego... Sin prejuicios... Sin miedos... Sin candados.

    Buen día... y un beso.

    ResponderEliminar
  2. qué maravilla, qué maravilla, qué maravilla, qué maravilla...

    (te sugiero que lo pegues "escrito" porque el audio no está muy limpio y es una pena perderse todos los matices de esta, repito, maravilla)

    Gracias. Gracias. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Benito: el nuevo entorno, dices... no le tengas mucha simpatía que en breve vuelvo a cambiarlo... (no termino de encontrar lo que quiero).
    Este poema me gusta mucho, muchísimo. Desde mi punto de vista es esperanzador... me ayuda a recordar que lo más bello, que lo que me hace o me hará más feliz, llega/llegará de forma fácil, sencilla, sin pedir permiso, sin dar ni pedir explicaciones... llega sin más... se siente sin más...
    Buen día... y un beso.

    ResponderEliminar
  4. Morgana: Sí, qué maravilla!
    Seguro que recuerdas que tú misma me ayudaste a encontrarlo cuando estuviste en casa estas navidades...
    Te he hecho caso y he puesto las palabras. Tienes razón, no se escucha muy bien...
    De nada, de nada, de nada...
    Un abrazo fortísimo y disfruta del sol y del mar y de ti este fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué preciosidad de poema! Y, ¡hasta dónde me ha llegado!

    ResponderEliminar
  6. Glora, te agradezco que lo hayas puesto en escrito, lo disfruto mucho más y me llega mejor. Qué bonito es, qué grande cuando encontramos a alguien que encuentra la manera de abrirnos sin histrionismos, con tranquilidad y cariño, ayyyyy.

    ResponderEliminar
  7. Mármara: Me alegra!
    Ya sabes... esa es la vida mágica de las palabras...
    Un abrazo!
    (Perdona mi brevedad y torpeza... es muy temprano. Los capítulos que ya se han bajado de L me sacaron de la cama)

    ResponderEliminar
  8. Marcela:Sí, qué rico corazón! Qué bueno encontrar a quién nos trae la llave para abrir, ver y sentir lo que ya tenemos dentro...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Waooooooo!! me encanta este nuevo look!!!

    (dónde conseguiste la plantilla??)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. precioso, precioso... sencillo, tierno, entrañable.

    Gracias por este regalo.

    Besos salinos

    ResponderEliminar
  11. A Drila (de CocoyDrila): ¿sí? ¿te gusta? La plantilla es de www.finalsense.com, recuerdas? la página que te dijo Nerim!
    Si te animas a cambiar la tuya ten en cuenta que perderás todos los enlaces, además en muchas de ellas no se puede hacer ni un sólo cambio en el tipo de letra o colores y eso...
    Si necesitas alguna información cuenta conmigo... con tanto cambio ya soy una experta!

    Deses, Lena de Mar: sí, es preciosísimo... cuánto más se lee más bonito todavía!!

    Besitos a las tres...

    ResponderEliminar
  12. Precioso poema. ¡ cuánto puede una mirada! Ya leo que hay otra adicta a THe L Word. un beso

    ResponderEliminar
  13. uff me ha sobrecogido, muy bello, gracias

    ResponderEliminar
  14. El poema es sublime. Tu entrada esperanzadora.


    Un beso.

    ResponderEliminar