16 ene. 2008

Mi hijo P.

Esta mañana me llamaron del instituto en el que estudia. Fui a buscarle. Estaba vomitando.

Tengo con él una relación diferente a la que tengo con su hermana. No sé si debido a que a la mayor la parí cuando tenía menos de veinte años y no sabía muy bien de qué iba todo aquello...

Es un niño muy especial. Si arde el monte quiere que busquemos dónde plantar más árboles. Observa la naturaleza... mira mamá hasta dónde llega ahora la marea... mira mamá hay peces por eso vienen las gaviotas.
A veces, como hijo que es, (y hombre - con perdón -), se comporta como un auténtico capullo, pero bueno... sobre eso no iba el post...

(Está aquí, a mi derecha, en el sofá... intentando dormir para anestesiar el dolor de estómago).
(Me levanto...le toco la frente... le doy un par de sorbos de caldo de zanahoria y arroz).

No es fácil educarle, por eso desde que le conozco no he dejado de aprender...madurar... evolucionar... Claro que, tampoco sé si a causa de su existencia o simplemente porque a mi edad ya me tocaba...

Sé que no es bueno ser posesiva con los hijos, y como con éste lo soy, trato de disimularlo... No veas el trabajito que me cuesta no mirar cada mañana su estuche para ver si lo lleva todo... y no afilarle el lápiz... y no ponerle una goma nueva para que la llene de agujeros...

¿Por qué el virus que tiene no se metió conmigo que soy más grande? Grrrr!!!

7 comentarios:

  1. ¡Qué tierno, lo que nos cuentas hoy! Y qué fantástica la consciencia que tienes de los aprendizajes que haces gracias a tu hijo. Cuando llegue a la edad adulta conservará esa imagen tuya cuidándolo, cuando está enfermo, y agradecerá lo que que estás haciendo por él para ayudarlo a convertirse en una persona autónoma y responsable de sí misma.

    ResponderEliminar
  2. ...yo es que creo que se establecen, siempre, relaciones personales: con una hija, con un hijo, con una amiga y con otra amiga, etc. Las relaciones, querida Glora y tal y como yo lo veo, son únicas. No puedes repetir con P. la relación que tienes con N., de la misma forma que tu madre, la mía y la mayoría de las madres no podían repetir las relaciones que tenían con cada uno de sus hijos...

    ...en mi modesta opinión... que no tengo hijos y sí muchos puntos suspensivos como puedes ver...

    Besoooooooossssss!!!

    ResponderEliminar
  3. menuda madraza estás hecha!!! no te analices tanto, chiquilla, vive y disfruta de P., de tu hija, y de Mari revoloteando con su pelotita. La vida (sencilla) es bella.

    El amor de madre es lo que tiene... que es incondicional. (Y lo sé por ser hija).

    Mil besos de colorines

    ResponderEliminar
  4. k entrada tan bonita, tía, me ha gustado hasta a mí que ni tengo niños ni quiero!

    ResponderEliminar
  5. Pufff, nada más especial que los momentos bellos junto a una madre, esos no se olvidan en la via, qué suerte tiene tu hijo.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Glora... Deseo la más pronta recuperación de tu muchacho.

    ... Y no le tengas muy en cuenta su condición de hombre, jajaja... No hay remedio para esas cosas. :-)

    Como hijo... seguro que con el tiempo, como escribe Mármara, agradecerá y tendrá el mejor referente...

    buenos deseos... y un beso.

    ResponderEliminar
  7. Eso no es ser una madre posesiva es ser una madre protectora. Y haces bien en controlarlo. A los niños se les debe dejar crecer en todos los aspectos. Felicidades por darte cuenta, no es nada fácil.

    ResponderEliminar