6 ene. 2008

Mañana de Reyes

El más pequeño de la casa ha puesto el despertador a las siete y, poco más tarde, han llegado sus primas.
A Andrea, mi sobrina de nueve años, le ha parecido que los Reyes Magos habían dejado pocos regalos a Mari y se nos ha ocurrido que, además, podríamos regalarle una poesía. Esto es lo que nos ha salido:


Mari es una plasta,
con su pelota verde,
juega al tenis,
hasta decir ¡basta!.

Cuando del super
Glora llega,
Mari mueve el rabo,
ladra y juega.

Hoy está sonriente,
para desayunar ha comido
una salchicha
y un pan ardiente

sssshh…

¡no le digas que
un perro caliente!.


Buen día a tod@s!

7 comentarios:

  1. Feliz día de Reyes Magos, espero que te hayan traído, si no muchas, al menos sí las cosas que deseabas. un muxu

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja qué simpáticoooo!! jajajaja es verdad... la pelotita verde... jajajajajja Seguro que se puso muy contenta cuando le leyeron la poesía, no??

    Y a ti qué te dejaron los Reyes??

    Aquí te dejaron unos besos y unos abrazos, así que cuando quieras pasas a buscarlos, vale?? jajajaja

    Besoooooos!!

    ResponderEliminar
  3. Es una poesía preciosa, seguro que mari la saborea junto con su salchicha y su pan caliente, qué bueno.

    ResponderEliminar
  4. jejeje hermoso regalo, de verdad!

    ResponderEliminar
  5. jejeje hermoso regalo, de verdad!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la poesía!!!!! Qué fantástico regalo de Reyes para Mari.
    Espero que los RR MM hayan sido generosos contigo y te llenen de mágicos regalos todo el año.

    ResponderEliminar
  7. hermoso poema, Mari seguro que está encantadísima!!! por qué les volverán locos/as las pelotitas a los perros/as??? jajaja

    Besos desde mi isla a la tuya con cariño

    ResponderEliminar