21 sept. 2007

Nuestros besos...

No me quito del alma las ganas de besar tu boca.
Cuando pienso en ello, (las ganas) me recorren todo el cuerpo y, finalmente, se me concentran en los pezones.

Si me imagino besándote, me llega tu sabor.
No sé quién eres. No sé si estás por llegar o ya te conozco. No puedo verte porque te beso con los ojos cerrados... y si los abro, dejo de olerte...

(Así que... te beso... te beso... una y mil veces te beso ....!!)

8 comentarios:

  1. Cuando se desea algo con mucha intensidad, irremediablemente ocurre.
    Sigue besándolo en tus pensamientos, cree en ello. Seguro que llegará.
    Te deseo lo mejor.
    Un abrazo muy grande desde Málaga.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito.
    Eso es lo que uno desea que le diga una mujer, muy bajito, al oído.
    Sigue soñando, Glora, es muy posible que tus sueños se hagan realidad, algún día.
    Te envío un beso, no es lo mismo, pera va para allá.

    ResponderEliminar
  3. Una vez leí que "El Universo es muy agradecido con los gestos simbólicos" y que "Cuando tú quieres una cosa, el Universo entero conspira para que la consigas".
    Desear, es el primer paso. Hacer por conseguirlo, el segundo.

    ResponderEliminar
  4. Ummm, yo tambièn sueño mucho con eso. Hagamos caso a Mármara, que es muy sabia y que el universo conspire para traernos lo que queremos. feliz fin de semana. shhhusss, dulces sueños.

    ResponderEliminar
  5. Cuando me siento desvalida, cierro los ojos e imagino que me besan. A veces es tan real que duele volver a abrirlos.

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente! El deseo de besar es para mí, también, el deseo de encontrar, de comunicar, de alejar la soledad tan persistente...

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sólo se puede besar con los ojos cerrados. Si los abres mientras besas, se paralizan los labios, huye el encanto.

    ResponderEliminar