5 ago. 2007

Miedo

Miedo a hablar del miedo.

Miedo en la garganta, en los pies y en el pecho.

Miedo a contabilizar el miedo
y a descubrir mil miedos más,
que ahora no veo.

Miedo a dos almohadas en mi cama.

Miedo a la misma pesadilla de ayer:
leones devorando el amor
y contagiando el miedo.

Miedo del nuevo, del rancio y viejo.

Miedo a toser
y que te despiertes, miedo.

Miedo a tirar de la cadena para ahogarte.

Miedo a que disfrazado,
me pidas que te tutee,
y penetres otra vez hasta mis rincones
y te quedes.

Miedo a que el tiempo pase
sin pena ni gloria
y que sigas aquí,
puto miedo!

¡Te odio,
miedo de mierda!
Si tan valiente te crees,
atrévete a salir…
¡atrévete, no tengas miedo...!

7 comentarios:

  1. ... Bien... Perfecto... Valiente... Entero... Auténtico. Mil felicidades Gloria... por "parir" esto.

    ResponderEliminar
  2. Hoy me ha impresionado tu post.
    Realmente es, valiente (como dice Benito).
    Un miedo sin disfraz, dejando atrás esa vulnerabilidad.
    Es como hay que atajar las cosas.
    Cogiendo el toro por los cuernos.
    Eres una mujer valiente.
    Y me ha hecho reflexionar sobre mí misma.
    Un beso y se feliz.

    ResponderEliminar
  3. Eso, eso, que salga, si tiene güevos.

    ResponderEliminar
  4. Miedo a comprometernos, miedo a no hacerlo, miedo al fin y al cabo, mucho miedo.

    ResponderEliminar
  5. Bonito...muy bonito y perfecto para mí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen post, excelente.
    Nerim

    ResponderEliminar
  7. Lo saludo cada mañana y le hago un hueco cada noche en mi cama. ¡Y yo que pensaba que vivía sólo a mi lado! ¡Será perfido, vaya con el muchacho!
    Felicidades por conocerlo mejor que yo.
    Un beso.

    ResponderEliminar