10 ago. 2007

Dominó

Siempre me gustó el dominó. De pequeña, veía a mi padre y a los clientes de su bar, jugar ruidosamente en aquella mesa llena de pequeños agujeros. ¡Parece un juego para tontos, pero no lo es!, -decía mi padre...
Y yo digo que jugar al dominó es como la vida misma. No es más que una partida en la que cada uno/a tiene boca abajo sus fichas...


7 comentarios:

  1. Espero y deseo que tu ficha encaje. Suerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ... un juego. Así es la vida. Y la intuición... importante también, como las reglas. Esas son necesarias para una participación equilibrada... y sin trampas.


    ... me gustó eso de despedir con una sonrisa... Es buena expresión

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. mi abuelo jugaba al dominó. él no me caía bien, pero el ruido de las fichas permanece en algún rincón de mi memoria.

    ResponderEliminar
  6. Pues veras que haces, porque por lo que veo te toca mover ficha, no?
    Un abrazo
    Nerim

    ResponderEliminar
  7. Pues estudia bien tu estrategia, para que el resultado sea el buscado o esperado!
    Saludos.

    ResponderEliminar