1 ago. 2007

Cambios

Nunca estuve tan segura de mí misma como cuando tenía veinte años…

A medida que he ido haciéndome más mayor, me ha dado por cambiarlo todo: los muebles y los cuadros de sitio, el color de las paredes y de mi pelo, el aspecto del blog…

Tengo la certeza de que tiene que ver con cómo me siento, con lo que todavía no sé que necesito, con mi inconformismo, mi rebeldía...

Me cuesta mucho darme cuenta de lo que no quiero y más aún de lo que quiero. Me apuro. Lo hago todo rápido. Cometo errores y los rectifico, sin remedio… Continuamente aprendo y desaprendo…

La foto de la cabecera del blog es de una de las paredes de mi habitación. Intento integrar dos de mis mundos.

Ya no dudo de que Glora no es un personaje inventado. Soy yo. De verdad. Mi nombre real es Gloria. Me he bautizado Glora porque tengo la sensación de que la “i” “encoge” la personalidad de las mujeres, no es lo mismo llamarse Loli, que Lola.

En esta nueva presentación de mis sentimientos, pensamientos, palabras, he mezclado lo que he ido descubriendo que me gusta: letras negras sobre fondo blanco, pinceladas de lilas y verdes, he quitado los contadores, he puesto mi refugio, el enlace a tu blog y la mujer desnuda que nunca da la espalda al mar…

Aunque no sé por cuánto tiempo… no puedo prometer que no vuelva a cambiar y no prometo…

(Besos)

Pd. Post dedicado a Ripley.

7 comentarios:

  1. Me encanta.
    Tu cuarto debe ser enormeeeee, me gusta esa pared.
    Muy bien, sin promesas.
    Un beso GLORA.

    ResponderEliminar
  2. Cambia lo superficial
    Cambia también lo profundo
    Cambia el modo de pensar
    Cambia todo en este mundo

    ...

    Cambia el más fino brillante
    De mano en mano su brillo
    Cambia el rumbo el pajarillo
    Cambia el sentir un amante

    ...

    (Julio Numhauser -autor-. Violeta Parra -la mejor versión cantanda que yo he escuchado-)


    Y en cuanto a las promesas... soy iluso, por eso no me molestan e incluso me gustan. Como las de amor eterno... que son las mejores. Las más esperanzadas. Seguramente las más críticas también... pero no hay remedio... soy iluso... y no me arrepiento. Prefiero eso a engañarme... por ejemplo imaginando que no siento nada o por nada.

    Vivan -me atrevo a escribir- las promesas y su cumplimiento -en su caso- y viva también el estado mental adulto que te lleva a no meterte donde no debes o no puedes. Prometamos, libremente... pero prometamos. El des_compromiso... nos des_hace. La promesa... nos vincula.

    (igual que en otras ocasiones... perdón por meterme en espacios ajenos, jajaja. Lo siento... me sale así)

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho los cambios que has hecho y la pared de tu habitación impresiona, no por el continente, por el contenido.

    Y no te preocupes, eso de sentirse cada vez más insegura es normal, nos pasa a todas y como tu dices nos cuesta darnos cuenta de lo que no queremos y mas de aquello que deseamos.

    Asi que sigue escribiendo tus letras negras sobre fondo blanco que a mi me encanta leerte.
    Un fuerte abrazo
    Nerim

    ResponderEliminar
  4. Los cambios suelen ser buenos.
    Me gusta y me sorprende gratamente, eso de entrar en tu blog y encontrame con una decoración diferente.
    La foto de tu habitación, tiene un encanto especial.
    ¿sabes? Eso de cambiar los espacios,cambiar muebles de sitio... en general es algo bueno, es una forma de atraer las energías positivas. Yo suelo hacerlo de vez en cuando también.
    Y lo de dudar.... quien no duda, creo que es porque no avanza, porque está estancado.
    y lo errores: Como decía chaplin "me gustan mis errores, no quiero renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme"
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tu afán de cambio es bueno, significa que estas viva.
    Las "I" no encogen la personalidad de las mujeres, depende de quien las diga, no es lo mismo una persona querida que una desconocida. Si es caso de una persona querida magnifican aquella persona a quien se dirigen de esa forma ya que revela la enorme importancia que tiene esa persona.

    ResponderEliminar
  6. ¡gracias por la dedicatoria!, sobre todo porque viene precedida por un post precioso y tu plantilla tambièn está preciosa( ay, qué pelota). en serio, mil gracias, ¿valen mil besos en respuesta? mua.

    ResponderEliminar
  7. No aferrarse. Fluir. Quizás sea ése el secreto.
    Una vez leí que "El Universo agradece (recompensa) los gestos simbólicos". Seguro que sabe agradecer los tuyos.

    ResponderEliminar