21 may. 2007

Colores



Lo veo todo negro. Tengo la sensación de haber dejado de vivir, de no tener fuerzas en los hombros para seguir remando, de haberme convertido en un laboratorio químico en el que mezclo serc8 e ibuprofeno, de haber olvidado las palabras.

Lleno entonces los pulmones y me dirijo a la terraza. Oriento la hamaca hacia el mar, me tiendo en ella y cierro los ojos. Al principio todo sigue negro, después empiezo a ver un fondo azul con puntitos brillantes.

Escucho el móvil que cuelga del techo, el binter que viene dando la vuelta, la moto del cartero, los holas de la gente que pasa por la calle, el ladrido lejano de un perro, el motor del barquillo que se adentra en el mar. Escucho a las gaviotas, a las piedras que las olas arrastran. Escucho mi respiración.

Entonces, mentalmente, doy las gracias a un Dios sin rostro, por el calor y la luz del sol, por la nube que refresca, por la flor de mi cactus, por el mar, por los cinco sentidos, por el helado de espuma de limón, por el regaliz y el chocolate negro, por los besos, por los sesenta y nueves con amor, por los masajes, por las caricias, por los abrazos de mis hijos, por las amigas como Morgana, por las fotos de Yeyo, por las sonrisas, por las tortillas de papas, por las bajas médicas, por las hermanas, por los paseos, por la música, por las declaraciones de la renta a devolver, por las jirafas, por el andar de los pingüinos…

Abro los ojos. Veo el arco iris. Ya no tengo la sensación de vivir una vida prestada ni de navegar a la deriva encima de un guión con paréntesis a modo de balsa (_). Ya no quiero estar en ningún otro sitio, quiero estar aquí y disfrutar y compartir este momento contigo...

9 comentarios:

  1. Glora, te quiero con locura, lo sabes y te lo vuelvo a decir. Qué bonito. Qué bonito y qué sanador es dar las gracias. Qué bien dicho y qué bien escrito.

    Gracias a ti por compartir momentos como este!

    Muuuuchos besos, bellezón. Verás que ya empiezas a sentirte agradecida es porque pronto te vas a poner buena.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No hay mejor medicina que el agradecimiento. Y la consciencia de cuánto tenemos y qué poco lo aprovechamos, algunas veces.

    ResponderEliminar
  3. Querida Glora, qué bonito post has escrito, sabes que yo tengo preparado uno que pensaba publicarlo hoy dando las gracias a un montón de cosas?, que casualidad verdad?.

    Bueno que te pongas buena muy buena y muy agradecida por compartir estos momentos con nosotras.

    Un fuerte abrazo
    Nerim

    ResponderEliminar
  4. SIMPLEMENTE QUIERO HACER UN COMENTARIO: ES PRECIOSO!!!!

    ResponderEliminar
  5. diciembre21/5/07 16:56

    Jo qué bonito. En serio, todas esas cosas por las que das gracias a dios me han emocionado. Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, muchas gracias.
    Un besin

    ResponderEliminar
  7. Sí, sí, y sí, Glora...
    Y la música Glora, la música...
    Un fuerte abrazo doble...
    Pd: ¡qué bonito! Bueno, que tengo que comportarme "como un hombre"...jajaja...

    ResponderEliminar
  8. Mujer, los amaneceres también pueden ser hermosos ¿no?
    Bsssssss

    ResponderEliminar
  9. La vida en blanco y negro no me gusta, mucho mejor en color y que sean vivos. Un abrazo.

    ResponderEliminar