22 abr. 2007

Soñé contigo... (no pude ver tu cara)

Estabas sentado en mi sofá, con el ordenador portátil encima de las piernas.
Lees mi blog. No siento deseos de esconderte nada, puedo decirte lo que siento como lo siento, sin adornos.
A tu derecha, apoyado en la pared, está tu contrabajo. Tocas en un grupo y me encanta seguirte por los sitios en los que actúas.
En la tele ponen un partido de tenis y de vez en cuando te oigo decir “¡bien, Nadal, bien!” pero bajito, porque no quieres despertarme.
Cuando caminas hacia mi, siempre te sonrío. Veo a lo lejos, en otra sección del supermercado, a un hombre que me gusta, cuando se acerca, eres tú.
Cuando llamas a mi puerta y pregunto: -¿quién es?, me respondes con voz cantarina: “¡soy yo, mi amor!”. Me alegras el alma, estaba deseando que llegaras.
Sin usar tecnicismos, me has enseñado todo lo que sé de fotografía.
Ayudas a mi hijo con la tarea y le has enseñado a pescar.
Cuando te quedas a pasar la noche no roncas y me lees para que me quede dormida.
Me gusta verte caminar desnudo. Tienes necesidad de hacer el amor cuando a mi también me apetece. Me entiendes cuando lloro de felicidad y me abrazas.
Tienes planeado llevarme (aunque no me lo has dicho porque es una sorpresa), al próximo Rolang Garros.
No odias nada, por eso no odias el fútbol, pero no te gusta. (Menos mal, porque a mí tampoco).
Te encanta el mar y te mueres por ir conmigo a la playa. Aprovechas para darme un masaje si te pido que me pongas protector solar. Nos bañamos juntitos en el mar.
Me besas toda. Nunca olvidas los pies o la frente.
Hablamos de todo y reímos por cualquier cosa.
Me encanta el olorcito de tu pecho y contar los lunares de tu espalda. Te beso los ojos cuando estás cansado. Cuando vaya a verte después de ocho años, seguiré sintiendo mariposas en el estómago.
Saludas alegremente a la gente que conoces.
No sé a qué te dedicas pero te encanta tu trabajo.
Has viajado por medio mundo y la otra mitad la quieres recorrer conmigo.
Eres feliz y necesitas poco para vivir bien. Disfrutas de las pequeñas cosas.
Me encanta bailar contigo.
Cuando hablamos de política siempre estamos de acuerdo.
Me gusta todo lo que cocinas.
Tienes barba y me has prometido que nunca vas a teñirte las canas.
No me llamas todos los días.
Nos encanta pasear y hacer deporte juntos. Caminamos el uno al lado del otro como si fuéramos uno sólo. Me coges de la mano para cruzar en los semáforos.
De vez en cuando me traes flores pintadas que yo cuelgo en las paredes de la habitación.
No me necesitas para estar bien. Me hablas de lo que sientes y también sueñas conmigo.

6 comentarios:

  1. diciembre23/4/07 9:00

    Describes un amor muy bonito, apasionado y sincero, tierno, tranquilo...me gusta.Un beso!

    ResponderEliminar
  2. lo primero: qué sueño tan bonito. sólo quien sabe amar de esa manera puede soñarlo así.

    lo segundo: se te está soltando la mano glora...escribe, escribe!! jajaja (me lo susurra Celedonio para ti)

    lo tercero: jaajaja tengo dos secretos grandísimos asociados a lo que será mi amor verdadero. Uno tú lo sabes, te lo conté un día. jajaja no sé cuando imaginé que quien me regale una bicicleta o me invite al Roland Garros...jajajaj será el amor de mi vida!! jajaja creo que son construcciones adolescentes que resisten a envejecer...

    lo cuarto: una vez me enamoré perdidamente de una violinista (es contrabajo,lo sé...) La vi un día llegar a la orquesta con su violín a cuesta y tan...elegantemente andrógina que me enamoré de inmediato. La perseguí visualmente por el todo el auditorio...jajaja ni siquiera recuerdo qué interpretaban esa noche!! Aunque después la conocí personalmente jamás le dije lo que me pasó con ella. Ahora vive con su chica en una preciosísima casa en Las Canteras!!! jajajajaj Sip, a mí alguien que sepa de música (la que sea) me vuelve loca!!!

    y cinco: hoy es mi primer día de no dedicarme al blog...y aquí me tienes!! jajajajaja pero qué anarca soy!!!! jajajajaj

    Besos bellezón, nos vemos pronto!!

    ResponderEliminar
  3. No lo dejes escapar, es un amor único, un sueño, seguramente tú le das el mismo cariño y tienes las mismas atenciones que él, siendo así, estáis hecho el uno para el otro.
    Felicidades cuando venga.

    ResponderEliminar
  4. Puff, yo no sé si decirte que te olvides, que la perfección no existe...jajaja, aunque nunca se sabe!!!
    Millones de bicos

    ResponderEliminar
  5. Diciembre, Morgana, Rafael: Gracias por compartir conmigo estas palabras...
    Besos volaos, cargados de energía positiva, en todas las direcciones.

    ResponderEliminar
  6. Hola canija!, ¡cuánto tiempo!...
    Recuerda que soñaba, ja,ja,ja,...
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar