7 feb. 2007

Regalo mi fobia...

Iba conduciendo. Minutos, segundos más tarde, todo negro... Había perdido el conocimiento. Diagnostico: stress. A partir de entonces cuando cogía el coche llegaba a casa vomitando. Aquello fue pasando y sólo quedó un miedo atroz a los espacios cerrados, a los oscuros, a los que están atiborrados de gente. A mis espaldas años de subir escaleras, de no ir a fiestas, ni manifestaciones, ni conciertos multitudinarios.
Pero, ¿qué hago con los túneles?; cuando viajo procuro comprar el mapa más actualizado posible para saber si han construido alguno recientemente; cuando voy a la ciudad no me importa recorrer más kilómetros para no encontrarme con ellos; cuando no queda más remedio que entrar en uno me repito mentalmente: no puedes volver hacia atrás, no puedes parar, sólo te queda avanzar, busca la luz, enseguida se acaba; cuando llega la luz tomo aire y sigo con mi vida sin pensar en que los putos túneles existen.
(Algo debe estar empezando a cambiar. Anoche vi el de la foto, en La Palma, y me sugirió algo positivo)
:-)

6 comentarios:

  1. lo mejor de las fobias es que se pueden superar... duro con los túneles!!
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Pues claro que sí bellezón... todo se supera. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Kansspel , puedes superar esa fobia. Tu puedes con ella y no al revés. un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto, las fobias están y se superan o se van...a veces vienen nuevas, como a mi que ahora me da miedo volar, y poco a poco las alturas...cuánto más tiempo pasa más tonta me voy sintiendo. Pero pienso agarrar a cada fobia de donde más le duela y no permitir que me fastidie la vida lo más mínimo.
    Muchos bicos y a por ellas.

    ResponderEliminar
  5. Muchas, muchas, muchas GRACIAS chiquillas! Besos volaos!

    ResponderEliminar
  6. diciembre12/2/07 12:29

    Cómo te entiendo!!!! todo el mundo se mete conmigo porque no subo en ascensor y es que lo paso fatal, tiene su parte positiva (ya sabes, quien no se consuela ...) y es que las piernas y los muslos lo agradecen. Los espacios pequeños, cerrados, con mucha gente...no puedo, lo siento pero es superior a mi.Bs

    ResponderEliminar